El loco Lev

El loco LevSu religión acepta como igual otro culto.

Su partido político no es mas deshonesto que una galería de arte.

Su pelo largo y barba le pesan, hace años que viene acumulando cosas ahí, pero él dice que es más bella que un tapado de pieles con incrustaciones en diamante.

Como todos tiene cinco dedos en cada mano, un corazón como pocos, y un par de costillas más que Thalia.

El loco Lev me dice que estuvo sacando cuentas, y que según sus cálculos la contaminación ambiental es mucho más letal e inmoral que ciertos gritos moralistas que se pregonan por ahí y que el consumismo se parece mucho a un húmedo cuarto de cuatro por cuatro con barrotes. Dice que la producción de armas es tan tétrica como las fabricas de títulos y calculines, han echo de la educación el primer eslabón a un sistema bastante perverso.

Me comenta que ha visto una linda película,  no recuerda su nombre, y de ahí dice saber que no puede quedarse con el con el pan y la torta, y que elige el pan.

Me sigue contando que ha visto referentes sociales que actúan de verdugos usando su propia cara de capucha y que la miseria más triste no está en una villa. Las luchas de poder viril que dan las cabezas de siervos por geographic channel son animaladas menos dañinas que los topazos que nos damos entre nosotros cuando salimos a la calle, dice.

Mezclando temas en su conversación me dice que Jacobo Winograd está equivocado y que su seducción  nunca dependió de su bolsillo, mucho menos de su apariencia, ser común y corriente no lo siente ordinario, a esta altura del partido dice ser su mayor virtud.

De chico su amigo imaginario le concedió un deseo, y entre tantos súper héroes fuertes y veloces, él eligió un súper poder un tanto raro para el común, el vivir en cámara lenta, donde en su orbe el marchar pausado es claridad y la inmadurez una ventaja. Justo en este mundo donde se es libre asumiendo el riesgo de quedarse totalmente solo o ser funcional en masa. Y lamentándose murmura: tal vez tendría que haber pedido un súper equilibrio. Y luego grita: O como todos! ser flash y correr a mil sin detenerme en los pequeños detalles, como todos.

La vida no es un juego donde uno debe ganar o perder. La vida es corta para los que van a fondo.

Y se despide: Chau, después de todo solo estamos acá para saber quienes somos, y comprender que el elixir de la vida no está en lo que brilla, mucho menos en un laboratorio. A contrapelo soy feliz. (Se ríe y se va, cantanto el payaso Plin Plin)

Anuncios
Tagged with:
Publicado en Sentidos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.
#costOfWarTotal { text-align: center; width: 270px; font-weight: bold; } #costOfWarTotal_Total { font-size: 1.3em; font-weight: bold; color: #990000; } #costOfWarTotal_Link { font-size: .7em; }
octubre 2009
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

A %d blogueros les gusta esto: