La salud cotiza en bolsa

acciones rocheAcciones de Roche, fabricante del Tamiflu, antigripal para combatir la influenza AH1N1.

Me vienen las mismas preguntas de siermpre ¿Si pueden fabricar la cura…? ¿La salud puede ser un negocio? ¿Las patentes, los monopólios? ¿Beneficia el Tamiflu al ex ministro de defensa de EEUU?

¿Hay Tamiflu en Larroque? Barbijo ¿ si o no?

Lavese las manos, ventile, abra todas las ventanas, lavese las manos otra vez, higienizas picaportes, teléfonos, basta de saludos, abrazos y besos por un tiempito y ante cualquier “mínima duda” consulte a su médico. (Yo particularmente prefiero un médico paranóico)

Mientras tanto, como mi abuelita, a todas las medidas de prevención le  sumo licor de anís. Y mas que nunca, salud!

Anuncios
Tagged with: , , ,
Publicado en Granito de Arena
19 comments on “La salud cotiza en bolsa
  1. Andres dice:

    Oj que anda el comentario profesional de casos de gripe a en Larroque, muchos lo quieren desmentir, pero hay testigos casi irrefutables. No nbos descuidemos.
    La salud siempre fue un negocio, que cosa mas necesaria y mas cara que los remedios para un enfermo.
    La economia, el capitalismo, juegan con la vida de las personas para beneficio propio, y la salud, como parte de esto, tambien lo hace.
    Aunque sea dificil de creer tanta maldad, esto es cierto

  2. ciudadano comun dice:

    Que maestra Marita, con anis previene la gripe… Con anis, wisqui, un poquito de vino… No tiene drama la vieja, que idola… Para mi se merese un post, pero eso esta en ustedes… Lastima que se perderia la magia. Un abrazo.

  3. Lalito dice:

    Si sera negocio que una tira de 10 tabletas cuesta $160 y no se consigue.

  4. jairo dice:

    digo, repito y reconfirmo:

    TODO ES MENTIRAAAAAAAAA!!!!!!!!!!!!:………

  5. marlok dice:

    Sin lugar a dudas el Gobierno ocultó las cifras tanto de infectados como de muertos.
    Cuando desde nuestra ONG dijimos que eran treinta mil casos, el jefe de Gabinete, Sergio Massa, nos trató de alarmistas. Después hablamos de 100.000 contagiados y recién ahora el ministro de Salud lo reconoce.
    Nuestro objetivo no es debatir con el nuevo ministro ni decir que somos mejores que ellos. Solamente dijimos la verdad. No quiero ganar una discusión sino que se diga la verdad porque para reconocer el problema tenemos que asumir su dimensión.
    Lo que ocurrió con la cifras se debió simplemente a motivos electorales: el Gobierno trató de minimizar el problema, tal como lo hizo antes con el dengue. Y esa misma discusión la tuvimos con la ex ministra de Salud Graciela Ocaña.
    Si dicen que el problema no existe, empezamos mal.
    El tema es que lo reconozcan en su verdadera dimensión y que no aterroricen más a los directores de hospitales, a los jefes de servicio y a los médicos, quienes no pueden decir la verdad porque los echan del trabajo.

    A. Umpiérrez – Presidente de la ONG Médicos Sin Banderas.

    Me banco que roben, me banco que transen, me banco que curren y no hagan nada, porque lamentablemente en nuestro país estamos acostumbrados a estas cosas, pero jugar con la salud y la vida de las personas en pos de votos mas, votos menos, sencillamente me parece criminal, y coincido con la gente que los denunció por “atentado contra la salud pública”, es obvio que la denuncia no va a prosperar, pero es bueno al menos que haya salido en algunos diarios y la gente se entere de lo realmente grave que es esto y de como evidencia el desinterés de nuestros gobernantes por el bien de la población.

  6. Anna dice:

    ¿Qué intereses económicos se mueven detrás de la gripe porcina?

    En el mundo, cada año mueren dos millones de personas víctimas de la malaria, que se podría prevenir con un mosquitero.

    Y los noticieros no dicen nada de esto.

    En el mundo, cada año mueren dos millones de niños y niñas de diarrea, que se podría curar con un suero oral de 25 centavos.

    Y los noticieros no dicen nada de esto.

    Sarampión, neumonía, enfermedades curables con vacunas baratas, provocan la muerte de diez millones de personas en el mundo cada año. Y los noticieros no informan nada…

    Pero hace unos años, cuando apareció la famosa gripe aviar…

    … los informativos mundiales se inundaron de noticias… chorros de tinta, señales de alarma…

    ¡Una epidemia, la más peligrosa de todas!… ¡Una pandemia!

    Sólo se hablaba de la terrorífica enfermedad de los pollos.

    Y sin embargo, la gripe aviar sólo provocó la muerte de 250 personas en todo el mundo. 250 muertos durante 10 años, lo que da un promedio de 25 víctimas por año.

    La gripe común mata medio millón de personas cada año en el mundo.

    Medio millón contra 25.

    Un momento, un momento. Entonces, ¿por qué se armó tanto escándalo con la gripe de los pollos?

    Porque atrás de esos pollos había un “gallo”, un gallo de espuela grande.

    La farmacéutica trasnacional Roche con su famoso Tamiflú vendió millones de dosis a los países asiáticos.

    Aunque el Tamiflú es de dudosa eficacia, el gobierno británico compró 14 millones de dosis para prevenir a su población.

    Con la gripe de los pollos, Roche y Relenza, las dos grandes empresas farmaceúticas que venden los antivirales, obtuvieron miles de millones de dólares de ganancias.

    -Antes con los pollos y ahora con los cerdos. -Sí, ahora comenzó la sicosis de la gripe porcina. Y todos los noticieros del mundo sólo hablan de esto…

    -Ya no se dice nada de la crisis económica ni de los torturados en Guantánamo…

    -Sólo la gripe porcina, la gripe de los cerdos…

    -Y yo me pregunto: si atrás de los pollos había un “gallo”… ¿atrás de los cerditos… no habrá un “gran cerdo”?

    Miremos lo que dice un ejecutivo de los laboratorios Roche…

    ROCHE A nosotros nos preocupa mucho esta epidemia, tanto dolor… por eso, ponemos a la venta el milagroso Tamiflú.

    -¿Y a cuánto venden el “milagroso” Tamiflú?

    -Bueno, veamos… 50 dólares la cajita.

    -¿50 dólares esa cajita de pastillas?

    -Comprenda, señora, que… los milagros se pagan caros.

    -Lo que comprendo es que esas empresas sacan buena tajada del dolor ajeno…

    La empresa norteamericana Gilead Sciences tiene patentado el Tamiflú. El principal accionista de esta empresa es nada menos que un personaje siniestro, Donald Rumsfeld, secretario de defensa de George Bush, artífice de la guerra contra Irak…
    Los accionistas de las farmaceúticas Roche y Relenza están frotándose las manos, están felices por sus ventas nuevamente millonarias con el dudoso Tamiflú. La verdadera pandemia es el lucro, las enormes ganancias de estos mercenarios de la salud.
    No negamos las necesarias medidas de precaución que están tomando los países.

    Pero si la gripe porcina es una pandemia tan terrible como anuncian los medios de comunicación, Si a la Organización Mundial de la Salud le preocupa tanto esta enfermedad, ¿por qué no la declara como un problema de salud pública mundial y autoriza la fabricación de medicamentos genéricos para combatirla?
    Prescindir de las patentes de Roche y Relenza y distribuir medicamentos genéricos gratuitos a todos los países, especialmente los pobres. Esa sería la mejor solución.

    Dr. Francisco Salvioli
    Hospital Interzonal de Agudos y Cronicos San Juan de Dios. La Plata. Argentina

  7. OBA dice:

    Pandemia es de origen griego y quiere decir “Enfermedad de todo el pueblo”.
    Cuando aún era la prehistoria de la ciencia, hacia el año 1300, cundió en aquel mundo la peste negra o peste bubónica o neumónica, que provocó la muerte a 75 millones de personas. Otra gran pandemia fue en 1918, cuando el mundo fue asolado por la legendaria gripe española, también llamada La Pesadilla. Estalló durante la primera guerra del siglo veinte y se le atribuye su propagación a los hacinados cuarteles. Se le llamó gripe española porque como España no había entrado en la guerra, la prensa de ese país tuvo libertad para comunicar la pandemia que las potencias en conflicto ocultaban. Su contagió abarcó a 1.000 millones de personas: la cuarta parte de la población del planeta. Y causó la muerte de entre 50 y 100 millones de europeos. En 1957 se expandió la gripe asiática. Solo en los Estados Unidos provocó 70.000 muertes. La influenza de los pollos que se desató hace unos años , sobre todo en China, era muy letal y fue muy mediatizada pero rápidamente controlada. Los muertos fueron menos de cien. Y ahora ocurre esta pandemia global que abarca a más de un centenar de países. Las cifras mortales – si bien en aumento y provisorias- no llegan a quinientas en todo el mundo. Cantidad similar a las de los dos últimos desastres aéreos. Sin embargo es una peste que nos escandaliza por su fácil contagio que en la Argentina adquiere una intensidad inquietante.Buenos aires tuvo su antigua peste: fue hacia el fin del siglo diecinueve con la fiebre amarilla. Había más de 300 muertos diarios y los coches fúnebres no daban abasto. Se calculó que hubo casi 15 mil víctimas. En San Telmo donde se originó, decenas de ataúdes con sus muertos, esperaban apilados en las esquinas el turno para ser enterrados. Hoy estamos advertidos e informados. La ciencia médica y biológica nos merecen respeto. La expectativa de vida se extiende en las sociedades sanas a casi ochenta años. Pero aún así, esta Aldea Global que permite derramar las noticias de alarma a destajo, también permite que a destajo se desaten paranoias y pánico. Ávidos de sabernos informados somos vulnerables a la desmesura y a consumir el charlatanismo superfluo que deforma el rigor de los expertos. Lo que intriga es la incierta evolución del virus y por eso la precaución está justificada. La secuencia mediática de ir contabilizando muerto a muerto como si fuera un goteo, impacta en nuestro ánimo. Y nos coloca a todos como sospechosos que portamos la enfermedad al acecho debajo del abrigo. Aunque hasta hoy, comparativamente, su tasa de mortalidad es leve. Y si fuera por nuestros deseos debería terminar leve.

  8. Mejoralito dice:

    La Farmaceutica Roche la esta levantando en pala y me parece perfecto, q se llenen de guita por la ignorancia de los gobiernos me parece perfecto, por la ignorancia de la gente, me parece perfecto. El q se enferma es un boludo y ojala haya muchos muertos mas por esta gripe pedorra q es menos peligrosa q una gripe comun…la gente no se muere de gripe, se muere por el panico q generan los medios de comunicacion diciendo q todo es un caos y esta enfermedad es el fin del mundo y etc etc.
    Aguante Roche, aguante martin Roche (jajajaja) y aguante todos aquellos q pueden ser accionistas de una farmaceutica internacional en este mundo cada vez mas enfermo… Señores farmaceuticos y accionistas SHAPOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOÓ

    • Nicolino Roche dice:

      Yo no me estoy llevando nada con los Tiramisú…
      Pero con la de los discos me sopangaraquenguengae

  9. amigo dice:

    hola amigos copoblanos, me parece muy loable todo lo que dicen de los laboratorios, y sea probablemente todo muy cierto, y quizas ellos mismos hayan creado este virus. Escribo para pedirles un poco de responsabilidad, esto es serio, y se esta muriendo gente, las culpas se veran despues, lo que hay que hacer ahora es cuidarse y prevenir la propagacion, porque evidentemente quienes debian velar por la salud del pueblo no lo han hecho. saludos para todos!

  10. Tengamos Memoria dice:

    donde quedó la gripe aviar?, gripe hubo siempre, muertos también, solo hay que hacer un poco de bulla para que todo el mundo se asuste y compre, compre, compre, muy buen marketing señores.

  11. pachako dice:

    yo tengo la porcina…..(mi señora)

  12. marlok dice:

    Les dejo unos párrafos de la ultima nota de Caparrós que coincide con lo que dije anteriormente, además evidencia con numeros el tamaño de la mentira:

    “[…]Las cifras mostraban una anomalía que parecía muy grave: según la OMS, la gripe mataba en el mundo a uno de cada 227 enfermos y, decía, “en Canadá hubo 19 muertos sobre 6.732 enfermos: un muerto cada 354 enfermos. En Chile, un muerto cada 718 enfermos. En Estados Unidos, un muerto cada 246 enfermos. En Guatemala, un muerto cada 127 enfermos”, y en muchos países no había causado muertos pese a una buena cantidad de infectados. En cambio en la Argentina la proporción era completamente otra: “En la Argentina llevamos 1.391 enfermos y 21 muertos reconocidos: un muerto cada 66 enfermos. Y, en los últimos días, la OMS registra aquí 178 nuevos enfermos y 14 muertos: un muerto cada 15 enfermos”. Era gravísimo y mostraba –creía yo– que la precariedad de nuestros tratamientos hacía que los argentinos infectados por la gripe tuvieran entre cinco y veinte posibilidades más de morirse que el resto del mundo. Me parecía demasiado, pero las cifras eran claras, precisas.

    Por suerte, en medio del caos poselectoral, nadie se fijó demasiado en estos números, realmente aterradores: aterradores en sentido estricto, que podrían haber causado el pánico si alguien les hubiera hecho caso. Ahora descubrimos que eran falsos: que en realidad no se trataba de un Estado incapaz de curarnos –lo es, pero no tanto–, sino de un gobierno perdidamente mentiroso que engañó a sus ciudadanos, a la Organización Mundial de la Salud, a todo el mundo. Ahora descubrimos –lo dice el nuevo ministro de Salud– que los enfermos de gripe porcina en la Argentina no son, como dice hoy todavía el informe de la OMS, 1.587 sino “unos cien mil”. Ahora descubrimos que el gobierno nos mintió sobre el grado de difusión de la enfermedad en una proporción de uno a cien: que nos dijo uno donde eran cien y, por lo tanto, no tomó medidas para nivel cien sino para nivel uno, y permitió que siguiéramos como si nada a ver si conseguía un par de votos más. Es demoledor. Una ministra de Salud que nos engaña porque sus jefes le ordenan engañarnos para mejorar su actuación electoral debería ir presa. Unos jefes que ordenan a los suyos engañarnos para mejorar su situación electoral deberían ir más presos, muy presos. Este gobierno ha hecho tonterías, se ha equivocado, nos ha mentido en muchos temas, pero creo que no había hecho nada como esto. Esto es un crimen, son muchos crímenes, cada nuevo contagio es otro crimen que va a quedar para siempre en sus conciencias y, espero, en sus condenas. Y, cuando quieran, podemos hablar de derechos humanos.

    • Sri Lanka dice:

      Que feo y triste debe sentirse coincidir con caparros, marlok. Solo faltaria que fumes la misma marca de puchos que lanata.

  13. Eduardo G. dice:

    “…Hemos guardado un silencio bastante parecido a la estupidez…”

  14. fabiana dice:

    se ocuparon muy tarde de la situación…no sé por qué,pero desde hace más de un mes se veía complicada la cosa en las escuelas…que es mi ámbito de trabajo…los responsables de la salud tendrán sus razones…allá ellos…

  15. La crisis que estamos viviendo bajo la dictadura del virus A (H1N1) implica peligros, pero puede ser la oportunidad para modificar errores que por tan rutinarios no se discuten.

    La idea implantada por la industria farmacológica de que toda enfermedad tiene un remedio creó el hábito de tomar una droga química para cada síntoma.

    Los medicamentos para bajar la fiebre son un ejemplo de esa regla que hoy tenemos la oportunidad de cuestionar. La fiebre es un mecanismo de defensa verdaderamente ingenioso. Si no existiera habría que inventarlo y su inventor entraría con honores a la historia de la medicina. La elevación de la temperatura corporal inhibe el crecimiento y la reproducción de organismos infecciosos y es el protagonista principal de una cascada de reacciones inmunitarias celulares. A los virus, que sobreviven y se reproducen cómodamente en ambientes fríos, se les complica la vida cuando la temperatura de la sangre alcanza los 39 grados; su fantástica capacidad de replicación se hace lenta hasta quedar desactivados.

    La fiebre no es una enfermedad. La fiebre no hace daño. La fiebre cura. Entonces, ¿por qué los médicos recetan rutinariamente antitérmicos? Un residente de un hospital respondió con una honestidad desarmante:

    –Porque existen.

    Los antigripales son otra invención farmacológica de uso corriente. Combinan antitérmicos con drogas descongestivas o antialérgicas que coartan la fiebre, la congestión y el malestar general. El paciente hace su vida normal como si no estuviera enfermo. No sólo expone a otras personas al contagio, sino que además está más enfermo que antes porque su organismo sigue a merced del virus, pero ahora está maniatado y amordazado. Su ejército de células defensivas duerme tranquilo en los cuarteles. No corre al sitio de la infección porque la alarma está desactivada. Pido disculpas por la metáfora castrense, pero por dentro las cosas funcionan exactamente así. Una perversión suplementaria son las preparaciones que la publicidad y los envases engañosos venden como “té” para que hasta los no creyentes se traten con paracetamol y fenilefrina cuando creen estar tomando el tecito reconfortante de la abuela.

    Una de las oportunidades más interesantes que nos presenta esta crisis es la de regular el uso de los antibióticos, drogas que han cambiado la relación histórica de los humanos con las infecciones por su eficacia contra las bacterias.

    A los virus, en cambio, un antibiótico los hace reír a carcajadas. La diferencia formal puede medirse en micromicrones, pero desde el punto de vista biológico es una inmensidad. Comparar un virus con una bacteria es como comparar una moto con una mandarina. Los virus no entran en la categoría de seres vivos como el resto de los gérmenes. Una de las definiciones más precisas dice que son maquinarias programadas para la supervivencia. No son animales, plantas, parásitos, hongos ni bacterias; son meros contenedores de ADN diseñados para obligar a las células vivas a perpetuar su información genética. En el camino hacia ese objetivo los virus infectan, invaden y destruyen células y tejidos sanos, mutando y recombinándose para eludir los radares de la inmunidad. Los antivirales no los matan; sólo retrasan su multiplicación. Y su uso indiscriminado puede estimularlos a mutar para hacerse resistentes a los que se están usando en enfermos de gripe A (H1N1).

    Sin embargo, todos los argentinos conocemos a alguien que cuando tiene un dolor de garganta o una gripe va a la farmacia, elige al azar un antibiótico y lo toma como le parece. Esa persona está poniendo en peligro su propia inmunidad y por un efecto de ruleta rusa darwiniana, la de todo el género humano. Los pacientes no tienen la obligación de saber que los antibióticos sólo actúan sobre las bacterias (tampoco todos sobre todas ellas) y que su mal uso puede crear un microorganismo resistente a todos los antibióticos conocidos. Los pacientes saben lo que la publicidad y sus médicos les enseñan. Y demasiados médicos recetan antibióticos cuando son innecesarios. Los testimonios de personas infectadas por el nuevo virus confirman conductas médicas injustificables: “Le dieron un antibiótico, después otro y otro, hasta que al fin se dieron cuenta de que lo que tenía era viral”. La única explicación posible para esto la dio un joven clínico en un ateneo:

    –Si viene con una gripe y no le receto el antibiótico más caro, ese paciente cree que no sé nada y no vuelve más.

    Estas aberraciones médicas sólo ocurren porque el sistema de salud las avala con el consentimiento o con el silencio. La venta libre de antibióticos es un mensaje. Su venta bajo receta haría comprender a los pacientes que no son drogas inocuas y obligaría a los profesionales a hacerse cargo de la responsabilidad de indicarlos con fundamento científico.

    Por Mónica Müller, Médica clínica.

  16. Operacion PARANOIA A dice:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.
  • RT @PeriodistaPeron: Con el gobierno anterior podías elegir qué querías ver: Navarro o Lanata, Barone o Majul, Víctor Hugo o Leuco, Sandra…Me sigues. 1 day ago
  • RT @veronixe: @Stolbizer Vos votaste a favor de la flexibilización laboral de De La Rua?Me sigues. 1 day ago
  • RT @VHMok: Previsible. Me comunicaron que me han DESPEDIDO de @C5N. Emocionadamente GRACIAS a todos dentro y fuera del canal que me regalar…Me sigues. 2 days ago
  • RT @EdgardoRovira: Hoy censuraron la voz de Victor Hugo Morales al despedirlo de C5N. Estoy esperando Patricia Bullrich repita su tweet de…Me sigues. 2 days ago
  • RT @EdgardoRovira: Echaron a Victor Hugo Morales de C5N a pedido del gobierno de Macri. No existe ni libertad de prensa, ni libertad de exp…Me sigues. 2 days ago
#costOfWarTotal { text-align: center; width: 270px; font-weight: bold; } #costOfWarTotal_Total { font-size: 1.3em; font-weight: bold; color: #990000; } #costOfWarTotal_Link { font-size: .7em; }
julio 2009
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

A %d blogueros les gusta esto: