Diego Armando Maradona

Maradona, ¿Porque no te quieren?, ¿Por ser drogadicto?, ¿Por ser amigo de Fidel?, ¿Porque te portaste mal con la Claudia?, ¿Porque saliste de una villa?, ¿Por ser mal padre?, ¿Por que te gusta la noche?, ¿Porque EEUU, Japón y Australia no te dejan entrar?, ¿Por vicioso?, que idiotas algunos, se creyeron que decirte Dios era en serio. Los Argentinos somos así, no te preocupes.

A parte ya sabemos como somos de Desmemoriados y súmale que somos Desagradecidos, lamentablemente así somos.

Yo lo adoro a Maradona, porque me hizo muy feliz en el 86 y no solo a mí. Sudor, lagrimas y un tobillo mas grande que un melón no lo detenían, puteando a los que nos silban el himno, y entonando con el pecho inflado como un gallo de riña que iba a la guerra, picardía te hago un gol con la mano, destreza te paso a cinco momias como poste, te hicieron trampa en el 90 todos compramos la mentira y lo culpamos a el, porque el loco la peleo de abajo, trabajando dignamente y no robando, porque decía lo que sentía, no se calla nada, podremos estar de acuerdo o no en las opiniones del 10, pero si le pedís que se calle, mmmm estas siendo medio pelotudo. Porque Maradona hizo famoso mi país, también alegró un pueblito chiquito allá por Italia, estoy seguro que si voy a Nápoles se sacan una foto conmigo por el solo hecho de ser NACIONALIDAD ARGENTINO, ni hablar de Fiorito, Argentina, imaginate que fuese larroquense (soñar no cuesta nada)

Hizo esto y mucho más. Me hizo Nacionalista, querer mi bandera.

Ya no decimos, vivo a la vuelta de Brasil entre Chile y Uruguay, Maradona nos evitó eso de explicar donde queda Argentina en el mapa. Pero por sobre todas las cosas es Orgulloso de ser Argentino. Es a la único Argentino que he visto defender tanto a mi país.

Y el 10 no es D10S, por mas que la Iglesia Maradoniana hoy festeje navidad y no su cumpleaños, Diego es humano con mas defectos que virtudes, igual que vos.

Muchos que “entienden” de fútbol me hicieron callar cuando dije Maradona y Bilardo a la selección, (lo que pasa que la mayoría sigue el rebaño, o te dicen… si no sabes no opines, presumidos) ahora yo les digo, shhhh!!! se la aguantan que por primera vez en la vida el fútbol no se ve como empresa sino con Sentimientos.

Ahora si te va mal como técnico, no me importa nada, estás totalmente perdonado, aunque todos te lleven a la picadora de carne, yo te banco a morir.

Diego, tal vez no seas la esperanza y el éxito que Bianchi me vende, pero me importa tres carajo, hace lo que quieras con la selección es mas tuya que mía… eso lo tengo bien clarito.

Maaa siii, Feliz Navidad!!!

Anuncios
Tagged with:
Publicado en Sentidos
42 comments on “Diego Armando Maradona
  1. LUIS dice:

    Escucha LA MANO DE DIOS de Rodrigo y te resume todo lo que siento y pienso del Diego, Te quiero Diego…………………….

  2. Lalito dice:

    El fanatismo es jodido,te lleva a ver las cosas desde una optica muy parcializada.Es cierto que todos deliramos con aquella gesta de la seleccion del 86 campeona del mundo fuera de nuestras frontera,siendo el mejor equipo presentado por Argentina en un mundial,y que Maradona fue el mejor jugador,pero no nos podemos olvidar que fue un gran equipo en su totalidad.disciplina,buen futbol,presentacion y un botin de oro como mencionas al 10.De ahi a que resulte un buen tecnico,no se.Los Argentinos asi como endiosamos,al toque endemoniamos.Cuando se fue Pekerman,Basile venia con un Boca superganador,fue asi que hubo un monton de idas y venidas para que pudiera pasar a ser el tecnico de la seleccion.Hubo algun entendido futbolero que no estuviera de acuerdo con que tenia que ser el tecnico se nuestra seleccion?.Y ahora?.poco menos que lo quieren agarrar a patadas.No sea que pase lo mismo con Maradona.Por el bien de todos espero que no,porque mas alla de la idolatria que muchos Argentinos sienten por el,la seleccion es de todos y nos representa a todos.Quiera Dios que en esta nueva etapa de direccion tecnica con el idolo sea para disfrutar de un buen desempeño colectivo y de buenos partidos,y poder elogiar mas alla de los resultados el comportamiento de todo un plantel,y no de una sola persona.

  3. Anna dice:

    Lo que me hace reflexionar este tema es el hecho de que los Argentinos tendemos a idealizar personajes con ciertas caracteristicas: tiene q haber nacido pobre, tiene q haber logrado la fama, tiene que decir lo que se le venga a la mente sin medirse; tiene q tener algo de fraudulento, y si es posible ser morochito, etc. Quizas idealizamos tanto a Maradona porq en el fondo nos representa como Argentino (por dichas caracteristicas). Personalmente no comparto dicha idolatría por este personaje, si reconozco su desempeño futbolistico, etc, pero me dá muchisima pena que enalcemos a Maradona diciendo que nos dió tantas alegrias y desconozcamos a esa cantidad de Argentinos que se han destacado en el ambito de la literatura, la medicina (dándo importantisimos aportes en la salud, aportes reconocidos a nivel mundial) , la ciencia en general, Argentinos que se esforzaron, que estudiaron, a los cuales (quizas) no conocemos porq mantienen la Humildad de Los Grandes…

  4. Marcelo V dice:

    Mi deseo es que le vaya muy bien a la seleccion nacional de futbol, pero inmediatamente quiero indicar que no es seria la designacion.
    Bilardo es un border line, de no ser un personaje publico estaria internado y fuertemente medicado. Ademas, ha hecho desastres en la Provincia de Buenos Aires, destacando su principal virtud: LA INENTENDIBILIDAD. Reitero, el tipo es un inimputable, esta chapita, loco, colifato, ido, demente, etc.
    Diego fue maravilloso dentro de una cancha, como DT ha sido todo lo contrario. De todas maneras, en el fulbo cualquier cosa puede suceder.
    Desde mi punto de vista, Grondona le da esta posibilidad al 10, para devolverle gentilezas al Virrey por su triple negativa anterior. Un nuevo capricho de este senil capo mafia.
    De mismo modo que con Basile, seguimos dependiendo exclusivamente del azar.

    PD:Revisen lo de Nacionalista, que roza ciertos movimientos genocidas.

  5. marlok dice:

    MyR, quiero que postees lo mismo cuando quedemos afuera del mundial, sextos en las eliminatorias, yo no niego nada de lo que fue el diego, fue el mejor de todos, y lo sigue siendo… pero como jugador, de ahi a ser tecnico hay una gran diferencia.

    • Republiquetero dice:

      El influenciometro a pleno, ni asumido al cargo de DT y la expresión de deseo del periodismo daba sus frutos.
      Un año aguantando todo esto.
      Todos estamos influenciados por alguien o por “algo”, todos, todos, yo, tu, el, el periodismo, maradona, todos.

      Nadie le va a pedir perdón por prejuzgarlo, nadie va a pedir perdón por mandarlos a mamar un rato. Creo que Diego y los que quieren matarlo, están a mano. Veremos con el paso del tiempo quien maneja mejor el resentimiento.

      Pego algo escrito por Guillermo Alfieri antes de comenzar el partido con Uruguay, con buena leche y de yapa buenos modales.

      Maradona los definió hace muchos años: panqueques. Saltan sobre la sartén y caen del lado que les indica el resultado. Si gana, el tipo es Dios. Si pierde, un hereje y a la hoguera. El periodismo deportivo nacional con escasas y honrosas excepciones destrozó en las últimas semanas a Maradona DT con una impiedad y una irreverencia que ofende a aquellos que sentimos, y recordamos (memoria, un bien escaso en estas pampas), que le debemos momentos únicos, mágicos, inolvidables e irrepetibles. Que no por eso es intocable. Pero sí merecedor de respeto, aun en la crítica, y no alegatos tan burdos como los que soporta.

      Arturo Jauretche decía que el mejor pez es el que nada contra la corriente. Y que cuando toda la opinión circula en una avenida de mano única, hay que transitar en sentido contrario, incluso hasta el borde de la exageración. Eso era, en trazo grueso, el revisionismo histórico. Un modo de dar vuelta la media para que entre dos exageraciones se encuentre después el punto medio, el equilibrio y la ecuanimidad, que es imposible cuando una única opinión avasalla y se instala como verdad irrefutable. Aunque se asiente sobre zonceras y gansadas.

      La mayor gansada que se escucha en estas horas es que Maradona “no sabe nada de fútbol”, que no es buen DT porque no entiende el juego ni lo que debe hacer un equipo en la cancha. ¿Maradona? ¿El que ganaba partidos y campeonatos casi solo? ¿El que los ganaba con el talento de su zurda pero también con el fuego de su corazón y la claridad de su mente futbolera? ¿El que dominaba un partido también en lo táctico, el tipo del que se decía que tenía ojos en la nuca?
      Estas líneas son a prueba de panqueques: están escritas e impresas antes del partido con Uruguay.

      Para que no dependan, precisamente, de un resultado. Están escritas en el peor momento de la selección, en su más bajo nivel de juego. Pero clasificados, eliminados o enrepechados, no se cambiará una coma de las cosas que Maradona hizo bien, o con sentido común, o con sapiencia futbolera, mas allá de si rindieron frutos o comimos compota. El fútbol tiene tantos azares e imprevistos que jamás será una ciencia (y si no preguntarle a Bielsa sobre el Mundial 2002).

      Habrá una sola concesión, lo suficientemente generosa para los que se autodesignaron jueces inapelables de la Suprema Corte del Escarnio: Maradona no ha mostrado ninguna brillantez u originalidad táctica. No todavía. Y quizá nunca, porque su propia experiencia le dice que al juego lo juegan los jugadores. Que el juego es sencillo, hay que darle la pelota a un compañero y quitársela lo antes posible al rival y hacer que toque la red del arco contrario. Y que una de las leyes del fútbol es que el técnico propone (tácticas, esquemas, movimientos) y el futbolista dispone.

      Aquí van, entonces, algunos apuntes a contrapelo, procurando zafar de la emotividad que generan las palabras “Diego” y “Maradona”. No se trata de compartir ni de bancar lo que Maradona propone en “su” selección. No es esta nota un juicio de valor sobre eso. Pero sí trata de entender cómo piensa Maradona a la hora de armar “su” selección, hurgando, con la mayor asepsia posible, en cuestiones técnicas, puramente futboleras.

      1) Maradona se la jugó con un arquero que no estaba en los planes de nadie. Un arquero de los que te salvan un partido, no como los que tiene la selección desde hace años, arqueros que atajaban bien pero no te sacan las imposibles. Sin arquero no hay equipo, ergo, con arquero se empieza a formar un equipo. Lo sabe cualquiera que haya pisado un potrero o dirigido aunque más no sea el equipo de sus pibes en el colegio. ¿Alguien discute al arquerito Romero en estas horas? Es fácil imaginar los azotes verbales que hubiera recibido el DT si fallaba en esa apuesta. Pero como salió bien, nadie se lo incluye en la columna del haber.

      2) Eso que critican como la “inestabilidad” de sus formaciones, los continuos cambios, también puede leerse del modo contrario. Maradona no ejerce por capricho, no se empecina, es flexible, está en búsqueda constante. Prueba y si sale mal, cambia, o intenta cambiar. No se trata de un campeonato largo, sino de cinco o seis fechas en las que se juega la vida (futbolísticamente hablando), el pasaje a Sudáfrica. Hay que resolver, decidir. A un jugador que anda mal puede bancarlo dos, tres fechas como mucho. Pero si el DT se encapricha corre riesgo de chau Mundial. Eso pasó con Basile. Se hundía, se hundía y no cambiaba. Parece que hubiera pasado un siglo, pero hace poco, con Basile, la era anterior a Maradona, el equipo era el mismo desastre. ¿Basile tampoco entiende de fútbol? ¿O salió campeón de todo con Boca por casualidad? ¿O armó la más linda selección –aquella del ’94– con Redondo, Batistuta, Diego y Caniggia, de puro bruto que es nomás?

      3) Maradona no se rinde como estaba rendido y cansado el Coco. Y busca y rebusca en el afán de que Argentina clasifique. Pero dicen que “cambia mucho” y eso desorienta a sus jugadores. Parece sensato dicho así, en general, pero analicemos casos concretos: Maradona no cuelga a nadie sin antes haberlo bancado. Convoca siempre a los mejores y sólo si estos no responden, estudia variantes.

      Le dio varias oportunidades al Pupi Zanetti y no rindió.

      Les dio otras tantas a Tevez y Agüero y fueron un karma.

      Le dio titularidad a Gago justo cuando el Real Madrid lo manda al banco. Y Gago termina el partido con Paraguay y se divierte con mensajitos de su celular. ¿Por qué no habría de excluirlo aunque sea un par de partidos, a ver si entiende que esto es pasión y es la selección?

      Lo banca a Heinze contra todas las críticas. Incluidas las de quien suscribe.

      Lo banca a Jonás Gutiérrez, aunque se fue a la B con su equipo.

      Lo bancó a Domínguez poniéndolo contra Paraguay pese a que había jugado flojito contra Brasil. Y lo siguió convocando.

      En cambio, lo cuidó para no exponerlo en dos partidos seguidos al pibe Otamendi y lo siguió convocando.

      ¿Quién no cambiaría, aun siendo DT de un equipo de barrio, a los jugadores que no responden?

      ¿Alguien puede nombrar dos, tres jugadores injustamente excluidos por Maradona?

      ¿O que no hayan tenido oportunidad y fueran excluidos?

      Se le reprocha no cumplir un precepto básico del fútbol, ese de plantar un equipo y darles confianza a todos y cada uno. Ahí sí recurren a Basile y eso de “el equipo de memoria”. Pero quizá sea mejor parámetro Bianchi, que armó sus grandes equipos no de memoria sino con una columna vertebral.

      El uno, el dos, el cinco, el diez y el nueve. Eso eran Córdoba, Bermúdez, Serna, Riquelme y Palermo en Boca. Y por afuera de ellos, variantes. Sin el tiempo que da un equipo y un campeonato, con la urgencia/presión de una selección y una eliminatoria, Maradona también tiene su columna vertebral: el uno (Romero), el dos (Demichelis), el cinco (Mascherano) y adelante Messi. Nunca los toca, excepto lesión. Y diez no tiene, simplemente porque no hay. A falta de Riquelme, lo banca a Verón.

      4) El Tata Martino, la misma noche que clasificó a Paraguay para el Mundial (humillando a la Argentina), dijo que no existe la “crítica constructiva” después del partido, con el resultado puesto. Que eso es para destruir. “Díganme antes del partido con qué no están de acuerdo o qué estoy haciendo mal y eso será una crítica constructiva”, dijo en una lección de buena leche a los periodistas que lo entrevistaban. Apliquemos ese criterio al equipo de Maradona, con estas preguntas:

      ¿Alguien objetó antes de cada partido los jugadores que ponía en cancha?

      ¿Se escuchó a alguien criticar el planteo ofensivo que armó para barrer a Perú? Messi por derecha, Higuaín entrando y saliendo por el medio, De María por la izquierda. Aimar asistiéndolos y Jonás llegando al fondo por derecha. Suena a un vendaval de ataque, ¿no? ¿Alguien podía estar en desacuerdo? ¿No se trata de una idea bien pensada pero mal ejecutada?

      Y si es así, ¿dónde reside entonces una gran parte del problema?

      ¿Alguien escuchó objeciones sobre los cambios que hizo, en el momento que los hizo? Fueron todos razonables, reforzando ataque o defensa según el momento del partido.

      Ningún periodista dice nada antes ni durante el partido. Sencillamente porque lo que propone Maradona es correcto, está dentro del saber promedio futbolero, tiene lógica y sentido común. Por eso se callan, porque como está bien planteado, en una de esas le sale bien. Pero como sale mal, apenas termina el partido, abren las fauces.

      Es más: la única crítica que se le hizo antes del partido fue que puso a Jonás Gutiérrez por derecha, y Jonás jugó correctamente, sin problemas de perfil.

      5) Hay pistas claras de los caminos que recorre Maradona en sus búsquedas. Hay un criterio y no la sinrazón que le quieren endilgar. La defensa, por ejemplo: se jugó con los “europeos” e hizo agua. Apostó después a la mejor dupla central del país, la de Vélez, con Domínguez-Otamendi, y también le falló. Se lesionó el pilar, el único número dos que ofrece alguna solidez (Demichelis) y sólo entonces recurre a la experiencia de Schiavi.

      6) El segundo ejemplo, más decisivo aún para el futuro de la selección, es cómo hacer que Messi se parezca a La Pulga del Barcelona. Maradona probó de acompañarlo con dos chiquitos más, como Tevez y Agüero. No pasó nada. Después probó con un punta más tradicional, Milito. Y tampoco. Buscó dejarlo libre para que sea manija, que arme el ataque como prefiera, y nada. Lo tiró a la derecha, como juega en Barcelona y probó con un asistidor con Verón. Cero. Otra vez con buen criterio, buscó en Aimar lo más parecido que hay entre los argentinos a Iniesta, el cerebrito del Barsa. Funcionó sólo un tiempo con Perú y no de un modo que entusiasme. Y, finalmente, le arrimó a Higuaín, sepultando todas las pavadas que se dijeron respecto de que Maradona jamás iba a convocar a Higuaín por no sé qué cruz presuntamente marcada.

      7) Otro dato que se omite en cualquier evaluación de la gestión Maradona, es cómo mostró autoridad, sin alardes y sin resquebrajar la idea de equipo. Sacó del equipo a estrellas mundiales como Zanetti y Gago. Y sin embargo los dos estuvieron en el vestuario dando aliento. Sentó en el banco a Tevez. Y el Apache grita los goles de Higuaín y Palermo como si fueran propios.

      8) Desde el primer partido quiso calentar el pecho frío de varios jugadores tratando de transmitirles su propia pasión por la camiseta celeste y blanca. Frotó palitos, troncos, piedras, rocas, en vano. No parece haber fuego en las nuevas generaciones. Recién entonces, recién después, piensa en la “locura” de Schiavi y Palermo. No los llama porque crea que son mejores que los otros. Si creyera eso, los hubiera citado de entrada. Los llama porque tienen ganas y fuego. Es un mensaje a los que nadan en millones de euros: rómpanse el traste porque si no van al banco, de suplentes de estos dos veteranos que por lo menos ponen. Y ambos (Palermo en mayor medida, naturalmente) respondieron.

      9) El problema con Perú no fue táctico. El partido estaba controlado hasta que Argentina hace el gol. Pero en ese momento empiezan a “desaparecer” los mejores jugadores. Era el momento de tener la pelota, de jugar, y la pelota les quemaba a tipos que son superestrellas de este mundo-fútbol-marketinero. Y eso que en la cancha estaban: el mejor jugador del mundo, el último goleador del Real Madrid, el cinco del Liverpool, el tres del Manchester, el diez del Benfica, el dos del Bayern Munich, y etc., etc., etc.

      ¿Qué culpa tiene Maradona de eso? Las cámaras de TV que siguieron al técnico mostraron claramente cómo les gritaba/imploraba a los mediocampistas y delanteros que pidan la pelota, que la tengan, que toquen. Jamás les dijo váyanse atrás, o revoleen la bocha.

      ¿Por qué se cargan las tintas sólo sobre el DT cuando un partido está bien planteado y bien llevado y lo que falla es la personalidad de los jugadores para “aguantarlo”?

      10) Ahora se burlan porque le dijo a Palermo “andá y resolvelo como hiciste tantas veces en tu vida”. Eso está lejos de ser una obviedad o una indicación tonta. Es, al contrario, un elemento de motivación.

      Roberto Perfumo contó en estas horas que grandes técnicos que él tuvo, cuando metían un cambio con un nueve de área, todo lo que le decían era: “Vaya y haga un gol”, que es como decirle: usted sabe lo que hay que hacer, hágalo, tiene toda mi confianza. Y que no es nada distinto de lo que escuchó Maradona esa tarde de 1977 cuando le temblaban las piernas porque estaba a punto de entrar a la cancha y cumplir el sueño del pibe, debutar en la Selección. “Vaya, pibe, y juegue como usted sabe”, le dijo César Luis Menotti. Pero claro, Menotti tampoco sabe nada de fútbol.

      • Lalito dice:

        Yo creo que te equivocas,repub.A Maradona lo que se le critica es la sobervia con la que se enfrenta a los errores.Esta escrito en casi todos mis comentarios,esto es un juego,donde festeja el que gana,y llora el que pierde.Pero perder,no significa nada cuando reconoces que es por superioridad de tu rival,o por errores propios.Decir que en el partido contra Peru se jugo mal por el temporal de viento y lluvia solo le cabe al estupido este,porque el temporal jugo igual para los dos equipos.Maradona podria cambiar todos los jugadores que quiera y estaria bien,si creerse dios,y la culpa tambien la tiene el periodismo que se lo hizo creer.Acordemosno de la publicidad de aquel programa de TV que le enchufaron,la propaganda….”La noche de dios”

  6. marlok dice:

    Marcelo V, me parece que confundiste “nacionalista” con “nacionalsocialista”(nazi), ser nacionalista es querer a tu país por sobre los demás, estar orgulloso de ser de tu país y defender lo nuestro donde quiera que sea y ante cualquiera, no tiene NADA que ver con movimientos genocidas y esas cosas.

  7. Ignacio dice:

    Muy bueno hermano,, estoy laburando y cai de casualidad en este blog,,, pero te felicito,, estos pequeños parrafos me hicieron emocionar,, un abrazo y aguante el DIEZ!!

  8. El 4 de copas dice:

    “Estoy orgulloso de haber sido siempre fiel a mis convicciones, a mis virtudes y a mis defectos. Puedo mirar de frente a todo el mundo. No cagué a nadie más que a mí mismo, no le debo nada a nadie más que a mi familia. (…) Al Diego, a mí, me sacaron de Villa Fiorito y me revolearon de una patada en el culo a París, a la torre Eiffel. Yo tenía puesto el pantalón de siempre, el único, el que usaba en el invierno y en el verano, ese de corderoy. Allá caí y me pidieron, me exigieron, que dijera lo que tenía que decir, que actuara como tenía que actuar, que hiciera lo que ellos quisieran. Y yo hice. Yo… yo hice lo que pude, creo que tan mal no me fue. Sé que no soy nadie para cambiar el mundo, pero no voy a dejar que entre nadie en el mío a digitarlo. A manejarme… el partido, que es como decir digitar mi vida. Nadie me hará creer, nunca, que mis errores con la droga o con los negocios, cambiaron mis sentimientos. Nada. Soy el mismo, el de siempre. Soy yo. Maradona. Yo soy El Diego”.

    “Cuando me pongo la camiseta de la Selección, el sólo roce de la tela me eriza la piel”

    Diego A. Maradona.

    “Ahí la tiene Maradona, lo marcan dos, pisa la pelota Maradona…arranca por la derecha el genio del fútbol mundial…puede tocar para Burruchaga… Siempre Maradona. ¡Genio, genio, genio! Ta, ta, ta, ta, ta … ¡Gooooooool gooooooool! ¡Quiero llorar! ¡Dios santo, viva el fútbol, golaaaazo! ¡Diegoooool! ¡Maradona! Es para llorar, perdónenme, Maradona en recorrida memorable, en la jugada de todos los tiempos, barrilete cósmico, ¿de qué planeta viniste para dejar en el camino a tanto inglés, para que el país sea un puño apretado gritando por Argentina? Argentina 2 – Inglaterra 0. ¡Diegol, Diegol!, Diego Armando Maradona. Gracias, Dios. Por el fútbol, por Maradona, por estas lágrimas, por este Argentina 2 – Inglaterra 0.”

    Victor Hugo Morales, Junio 1986

    GRACIAS DIEGO por el corazón!!!

  9. Maguito! dice:

    Dios mio cuando estupidez suelta!!! Como decir cuando quedemos afuera del mundial mas vale q se postee algo de Maradona, CLARO q se posteara y siempre algo positivo del diez, ya esta inmune a todo, por mi que salga ultimo eso no hara cambiar en lo mas minimo mis sentimientos con el…..o decir que hay cientificos, medicos, literarios, que tiene que ver una ocsa con otra!!!

    Yo al Diez lo banco ayer, hoy y mañana!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    P.D: ojala un politico alguna vez sienta por argentina lo q puso 4 de copas del diego “Cuando me pongo la camiseta de la Selección, el sólo roce de la tela me eriza la piel””

  10. Vale la pena!! dice:

    Me van a tener que disculpar. Yo sé que un hombre que pretende ser una persona de bien debe comportarse según ciertas normas, aceptar ciertos preceptos, adecuar su modo de ser a determinadas estipulaciones aceptadas por todos. Seamos más explícitos. Si uno quiere ser un tipo coherente debe medir su conducta, y la de sus semejantes, siempre con la misma idéntica vara. No puede hacer excepciones, pues de lo contrario bastardea su juicio ético, su conciencia crítica, su criterio legítimo.

    Uno no puede andar por la vida reprobando a sus rivales y disculpando a sus amigos por el solo hecho de serlo. Tampoco soy tan ingenuo como para suponer que uno es capaz de sustraerse a sus afectos y a sus pasiones, que uno tiene la idoneidad como para sacrificarlos en el altar de una imparcialidad impoluta. Digamos que uno va por ahí intentando no apartarse demasiado del camino debido, tratando de que los amores y los odios no le trastoquen irremediablemente la lógica.

    Pero me van a tener que disculpar, señores. Hay un tipo con el que no puedo. Y ojo que lo intento. Me digo: no puede haber excepciones, no debe haberlas. Y la disculpa que requiero de ustedes es todavía mayor, porque el tipo del que hablo no es un benefactor de la humanidad, ni un santo varón, ni un valiente guerrero que ha consolidado la integridad de mi patria. No, nada de eso. El tipo tiene una actividad mucho menos importante, mucho menos trascendente, mucho más profana. Les voy adelantando que el tipo es un deportista. Imagínense, señores. Llevo escritas doscientas sesenta y tres palabras hablando del criterio ético y sus limitaciones, y todo por un simple caballero que se gana la vida pateando una pelota.

    Ustedes podrán decirme que eso vuelve mi actitud todavía más reprobable. Tal vez tengan razón. Tal vez por eso he iniciado estas líneas disculpándome.

    No obstante, y aunque tengo perfectamente claras esas cosas, no puedo cambiar mi actitud. Sigo siendo incapaz de juzgarlo con la misma vara con la que juzgo al resto de los seres humanos. Y ojo que no sólo no es un pobre muchacho saturado de virtudes. Tiene muchos defectos. Tiene tal vez tantos defectos como quien escribe estas líneas, o como el que más. Para el caso es lo mismo. Pese a todo, señores, sigo sintiéndome incapaz de juzgarlo. Mi juicio crítico se detiene ante él, y lo dispensa.

    No es un capricho, cuidado. No es un simple antojo. Es algo un poco más profundo, si me permiten calificarlo de ese modo. Seré más explícito. Yo lo disculpo porque siento que le debo algo. Le debo algo y sé que no tengo forma de pagárselo. O tal vez ésta sea la peculiar moneda que he encontrado para pagarle. Digamos que mi deuda halla sosiego en este hábito de evitar siempre cualquier eventual reproche.

    El no lo sabe, cuidado. Así que mi pago es absolutamente anónimo. Como anónima es la deuda que con él conservo. Digamos que él no sabe que le debo, e ignora los ingentes esfuerzos que yo hago una vez y otra por pagarle.

    Por suerte o por desgracia, la oportunidad de ejercitar este hábito se me presenta a menudo. Es que hablar de él, entre los argentinos, es casi uno de nuestros deportes nacionales. Para ensalzarlo hasta la estratosfera, o para condenarlo a la parrilla perpetua de los infiernos. Los argentinos gustamos, al parecer, de convocar su nombre y su memoria. Ahí es cuando yo trato de ponerme serio y distante, pero no lo logro. El tamaño de mi deuda se me impone. Y cuando me invitan a hablar prefiero esquivar el bulto, cambiar de tema, ceder mi turno en el ágora del café a la tardecita. No se trata tampoco de que yo me ubique en el bando de sus perpetuos halagadores, nada de eso. Evito tanto los elogios superlativos y rimbombantes como los dardos envenenados y traicioneros. Además con el tiempo he visto a más de uno cambiar del bando de los inquisidores al de los plañideros aplaudidores, y viceversa, sin que se les mueva un pelo. Y ambos bandos me parecen absolutamente detestables, por cierto.

    Por eso yo me quedo callado, o cambio de tema. Y cuando a veces alguno de los muchachos no me lo permite, porque me acorrala con una pregunta directa, que cruza el aire llevando específicamente mi nombre, tomo aire, hago como que pienso y digo alguna sandez al estilo de Y, no sé, habría que pensarlo; o tal vez arriesgo un vaya uno a saber, son tantas cosas para tener en cuenta;. Es que tengo demasiado pudor como para explayarme del modo en que aquí lo hago. Y soy incapaz de condenar a mis amigos al tórrido suplicio de escuchar mis argumentos y mis justificaciones para ellos.

    Por empezar les tendría que decir que la culpa de todo la tiene el tiempo. Sí, como lo escuchan, el tiempo. El tiempo que se empeña en transcurrir, cuando a veces debería permanecer detenido. El tiempo que nos hace la guachada de romper los momentos perfectos, inmaculados, inolvidables, completos. Porque si el tiempo se quedase ahí, inmortalizando a los seres y a las cosas en su punto justo, nos libraría de los desencantos, de las corrupciones, de las ínfimas traiciones tan propias de nosotros, los mortales. Y en realidad es por ese carácter tan defectuoso del tiempo que yo me comporto como la hago. Como un modo de subsanar, en mis modestos alcances esas barbaridades injustas que el tiempo nos hace. En cada ocasión en la que mencionan su nombre, en cada oportunidad en la cual me invitan al festín de adorarlo y denostarlo, yo me sustraigo a este presente absolutamente profano, y con la memoria que el ser humano conserva para los hechos esenciales me remonto a ese día, al día inolvidable en el que me vi obligado a sellar este pacto que, hasta el presente, he mantenido en secreto. Digamos que mi memoria es el salvoconducto para volver el tiempo al lugar cristalino del que no debió moverse, porque era el exacto lugar en que merecía detenerse para siempre, por lo menos para el fútbol, para él y para mí.

    Porque la vida es así, a veces se combina para alumbrar momentos como ése. Instantes después de los cuales nada vuelve a ser como era. Porque no puede. Porque todo ha cambiado demasiado. Porque por la piel y por los ojos nos ha entrado algo de lo cual nunca vamos a lograr desprendernos. Esa mañana habrá sido como todas. El mediodía también. Y la tarde arranca, en apariencia, como tantas otras. Una pelota y veintidós tipos. Y otros millones de tipos comiéndose los codos delante de la tele, en los puntos más distantes del planeta.

    Pero ojo, que esa tarde es distinta. No es un partido. Mejor dicho: no es sólo un partido. Hay algo más. Hay mucha rabia, y mucho dolor, y mucha frustración acumulada en todos esos tipos que miran la tele. Son emociones que no nacieron por el fútbol. Nacieron en otro lado. En un sitio mucho más terrible, mucho más hostil, mucho más irrevocable. Pero a nosotros, a los de acá, no nos cabe otra que contestar en una cancha, porque no tenemos otro sitio, porque somos pocos, estamos solos, porque somos pobres. Pero ahí está la cancha, el fútbol, y son ellos o nosotros. Y si somos nosotros el dolor no va a desaparecer, ni la humillación ha de terminarse. Pero si son ellos. Ay, si son ellos. Si son ellos la humillación va a ser todavía más grande, más dolorosa, más intolerable. Vamos a tener que quedarnos mirándonos las caras, diciéndonos en silencio “te das cuenta, ni siquiera aquí, ni siquiera esto se nos dio a nosotros”. Así que están ahí los tipos. Los once tuyos y los once de ellos. Es fútbol, pero es mucho más que fútbol. Porque cuatro años es muy poco tiempo como para que te amaine el dolor y se te apacigüe la rabia. Por eso no es sólo fútbol.

    Y con semejantes antecedentes de tarde borrascosa, con semejante prólogo de tragedia, va ese tipo y se cuelga para siempre del cielo de los nuestros. Porque se planta enfrente de los contrarios y los humilla. Porque los roba. Porque delante de sus ojos los afana. Y, aunque sea, les devuelve ese afano por el otro, por el más grande, por el infinitamente más enorme y ultrajante. Porque aunque nada cambie allá están ellos, en sus casas y en sus calles, en sus pubs, queriéndose comer las pantallas de pura rabia, de pura impotencia de que el tipo salga corriendo mirando de reojito al árbitro que se compra el paquete y marca el medio.

    Hasta ahí, eso sólo ya es historia. Ya parece suficiente. Porque le robaste algo al que te afanó primero. Y aunque lo que él te robó te duele más, vos te regodeás porque sabés que esto, igual, le duele. Pero hay más. Aunque uno desde acá diga “bueno, es suficiente, me doy por hecho”, hay más. Porque el tipo, además de piola es un artista. Es mucho más que los otros.

    Arranca desde el medio, desde su campo, para que no queden dudas de que lo que está por hacer no lo ha hecho nadie. Y aunque va de azul, va con la bandera. La lleva en una mano, aunque nadie la vea. Empieza a desparramarlos para siempre. Y los va liquidando uno por uno, moviéndose al calor de una música que ellos, pobres giles, no entienden. No sienten la música, pero van sintiendo un vago escozor, algo que les dice que se les viene la noche. Y el tipo sigue adelante. Para que empiecen a no poder creerlo. Para que no se lo olviden nunca. Para que allá lejos los tipos dejen la cerveza y cualquier otra cosa que tengan en la mano. Para que se queden con la boca abierta y la expresión de tontos, pensando que no, que no va a suceder, que alguno lo va a parar, que ese morochito vestido de azul y de argentino no va a entrar al área con la bola mansita a su merced, que alguien va a hacer algo antes de que le amague al arquero y lo sortee por afuera, de que algo va a pasar para poner en orden la historia y las cosas sean como Dios y la reina mandan, porque en el fútbol tiene que ser como en la vida, donde los que llevan las de ganar ganan, y los que llevan las de perder pierden. Se miran entre ellos y le piden al de al lado que los despierte de la pesadilla. Pero no hay caso, porque ni siquiera cuando el tipo les regala una fracción de segundo más, cuando el tipo aminora el vértigo para quedar de nuevo bien parado de zurdo, ni siquiera entonces van a evitar entrar en la historia como los humillados, los once ingleses despatarrados e incrédulos, los millones de ingleses mirando la tele sin querer creer lo que saben que es verdad para siempre, porque ahí va la bola a morirse en la red para toda la eternidad, y el tipo va a abrazarse con todos y a levantar luego los ojos hacia el cielo. Y hace bien en mirar al cielo, porque no sé si sabe, pero ahí están todos, todos los que no pueden mirarlo por la tele ni comerse los codos.

    Porque el afano estaba bien, pero era poco. Porque el afano de ellos era demasiado grande. Así que faltaba humillarlos por las buenas. Inmortalizarlos para cada ocasión en que ese gol volviese a verse una vez y otra vez y para siempre en cada rincón del mundo. Ellos volviendo a verse una y mil veces hasta el cansancio en las repeticiones incrédulas. Ellos pasmados, ellos llegando tarde al cruce, ellos viéndolo todo desde el piso, ellos hundiéndose definitivamente en la derrota, en la derrota pequeña y futbolera y absoluta y eterna e inolvidable. Así que, señores, lo lamento. Pero no me jodan con que lo mida con la misma vara con la que suponen debo juzgar a los demás mortales. Porque yo le debo esos dos goles a Inglaterra. Y el único modo que tengo de agradecérselo es dejarlo en paz con sus cosas. Porque, ya que el tiempo cometió la estupidez de seguir transcurriendo, ya que optó por dejar que los ingleses tuvieran todavía los otros días de su vida para tratar de olvidarse de ese, al menos yo debo tener la honestidad de recordarlo para toda la vida.

  11. Marcelo V dice:

    Estimado Marlok,
    Deberias ir a las fuentes para desasnarte, antes de emitir opinion. Yo no he confundido nada, el que cae en el equivoco del facilisimo superficial eres tu.
    Nacionalismo tiene varias acepciones, el nacionalismo puede entenderse como un sentimiento, una ideología o un movimiento político. por ello he puesto el término “roza” y no he acusado a nadie.
    Entiendo que han querido poner y que han puesto, simplemente considero que hay mejores vocablos para definir ese sentimiento y no dejar dudas.

    Mis mejores deseos para estas fiestas.

  12. Vendra la muerte y tendra tus ojos dice:

    Yo creo que el Diego como persona es la fiel representacion de lo que somos la mayoria argentinos.
    – Bocones
    – Agrandados
    – Jetones, hasta las ultimas consecuencias
    – Quilombero
    – Nunca pensar lo que dice

    Asi somos nosotros, lo unico que el Diez tuvo la suerte (o la desgracia) de jugar bien a la pelota, y ahi mas problemas (mujeres, famas, excesos, malas companias)..etc..etc..
    Pero vos decime,,,con una mano en el corazon…no hubieses hecho lo mismo???

    Despues esta el resto, los destacados, tanto en el deporte como en la cultura o el arte…que quizas tambien dejan mucho que desear como personas…
    Para mi el Diez es el fiel retrato de nosotros..por eso lo sigo siempre y le deseo la mejor de la suerte…y pienso que si yo fuera tan bueno al futbol como el…estaria igual…o peor (ya me hubiese muerto de sobredosis en una orgia con 10 chicas…)

    Saludos

  13. Vale la pena!! dice:

    Creo q myr no tienen ninguna duda de lo q puso……. en todo caso el q tiene dudas son vos Marcelo V y es tu problema amigo!! Comparto totalmente ese sentimiento que experesa myr!!!!! aguante el 10!!!!

    • Marcelo V dice:

      Aguante el 10, siempre.
      Pero la ciencia no ha podido encontrar diferencia alguna entre un nacionalista y un fundamentalista.

  14. me com pro met dice:

    Vendra la muerte… creo que el Diego tiene muy bien pensada sus palabras, muy acertado es todo lo que dice (para mi punto de vista) lo que no pensaba era en su salud en todo caso.

    Y que el Diego este en la selección es como una sobredosis de populismo. Y a mi particualrmente me encanta.

    Mery Christmas!!!

  15. Marcelo V dice:

    No se a q te referis, Vale la pena!!

    Entiendo que sos muy limitado, pero no exageres. Agarra el mataburros y chequealo vos mismo.
    Me parece que ademas de no tener poder de sintesis, tampoco llegas a comprender el texto.
    No te vanaglories de tu propia ignorancia.

    Un gentil ademan de reconocimiento a la distancia para ti.

  16. Car dice:

    tampoco tiremos manteca al techo….No confundamos los roles gente:Maradona jugador(sin palabras);Maradona gente(sin palabras-de todas maneras,a quien le importa) y Maradona ¿técnico??!!!(definitivamente…sin palabras!).
    Tanto argento-futbolero para que a nuestra selección la termine manejando el Diego,que con todo el respeto que se merece(como jugador,aclaro),no ha podido manejar su vida y pretendemos que maneje a 30 tipos!!!!!Mucho sabrá de futbol no cabe ninguna duda,pero realmente uds lo creen capaz para tal responsabilidad??.Mejor,no contesten.

  17. Car dice:

    …de todas maneras,dejemos de lado el baúl de los recuerdos,y ojalá el Diego nos lleve a ganar algo,que hace rato no lo hacemos.Salud!

  18. Citibank dice:

    Uuuu como te diste vuelta “Car”. Aguante Diego Armando Maradona (10) y no se olviden que èl siempre dijo que no era ajemplo para nadie

  19. pachako dice:

    no entiendo porque dudan tanto del diego como tecnico, tenemos que tenerle fé, despues de todo hace del 93 que la seleccion no gana nada y eso que se han contratado tecnicos con respetables trayectorias y vidas muy ordenadas.
    esos boludos que critican a maradana, estoy seguro que la unica vez que miran futbol es cada cuatro años en los mundiales y nunca se emocionaron con el gol a los ingleses o el pase gol al cani contra brasil.

  20. Soy Colonizador dice:

    La verdad que no soy de opinar de las demas opiniones pero Vale la pena!! SOS UN PLOMO!!! Ojala al Diego le vaya bien yo le tengo una fe terrible, comenzamos con las esperanzas renovadas como cada vez que empieza un ciclo pero esta vez tiene algo especial, porque el Diego te guste o no te guste es un tipo especial.

  21. ciudadano comun dice:

    muy bueno`pero no puedo decir nada por q todo es *******… todo loco, deja de joder a donde quedo el sentidido comun.

  22. Vale la pena!! dice:

    jejeje mira el señor colonizador al igual que Marcelo V dos nuevos bo***** importantes jeje, hablan de “roza ciertos movimientos genocidas” como marcelo V y bueh colonizador no se que se prende pero eso es de BOLU** hermano a mi disculpame!!!!!! Es un post tan simple, sencillo de entender y siempre buscandole la quintita pata al gato 100% larroquenses deben ser ustedes (de los larroquenses gatafloristicos!!)….
    Tambien hablan q el Diego no ha podido manejar su vida, q como pretendemos que va a manejar la de 30 tipos!!!!!! Yo ahi digo tamos todos los locos!! Quien en este blogs puede manejar su vida?? Quien en este blogs esta capacitado para manejar la vida de 30 tipos (y no digo de una seleccion, digo en cualquier ambito, emprea, escuela, lo q sea!) NADIE!! y menos la vida de 30 tipos millonarios que son estrellas!! Por dios ni Peteto lonardi podia manejar a 15 pendejos en central larroque, lo van a poder hacer en una seleccion nacional jejeje, entonces es ahi donde digo que muchos hablan porque es gratarola! Si cobrarian el impuesto al bolu** seguro no tendriamos comentarios como estos…..

  23. jairo dice:

    por ahi, este cambio radical en la direccion de la seleccion, es un buen camino para sacar a los pechofrios de los delanteros, q se mueven por la plata y nada mas!. son como esos burros con la caña y la zanahoria… que los haga correr o que los mande a donde pertenecen!. que es el club europeo!. pechofrio messi!.
    y todavia se lo comparaba con diego… ojala lo haga jugar con el corazon, y no con la valija llena de dolares y euros y oro y pases y propagandas carilindas y la reptmqlprio

  24. jairo dice:

    otra buena del diego es q no es un futbolista clasico. (los futbolistas no le preguntes nada (NADA), fuera del futbol). el diego parece comprometido, o al menos opina… por ahi seria una buena!.. humanizar el futbol, sacarlo de este circulo mercantil-vicioso en q lo han metido… en fiN : mis mejores deseos para este hombre

  25. Soy Colonizador dice:

    Todo bien Vale la pena!! el comentario era de onda, no te ofendas pero no podés escribir en un blog semejante artículo, es una falta de respeto jaja, cuando llegué al tercer parrafo me dio la sensación de que lo había escrito Alejandro Apo después de tomar Perlé rebajado con liquido de frenos.

    Como dijo el amigo Einstein “Si tu intención es describir la verdad, hazlo con sencillez y la elegancia déjasela al sastre”.

    Volviendo al tema del 10, se nota en las opiniones que hay mucho fanatismo, es dificil ser imparcial para opinar del Diego en un país futbolero como el nuestro y despues de lo que hizo este mounstro. Ojalá le vaya bien y no lo matemos si le va mal. No creo que sea un fiel representante del argentino medio como lei más arriba aunque si comparto no debe ser fácil vivir lo que vivió este muchacho, yo habría participado de la orgía junto con Vendra la muerte y tendra tus ojos jaja. Igualmente siempre cometemos el error de juzgarlo como persona y no se si eso está también… se puede ser profesional y que tu vida sea un quilombo? uh que quilombo se me armó… me fui.

  26. Vale la pena!! dice:

    Una correccion amigo Soy colonizador no lo escribio Alejandro Apo lo escribio Eduardo Sacheri !!!!!!!!

  27. Citibank dice:

    No te gusto “soy colonizador” lo que puso “Vale la pena” esta bueno nunca lo habia leido.

  28. huau dice:

    hola myr che todo bien pero queria opinar no valla hacer cosa que jugemos y tengamos todos los jugadores con el antidopin positivo ….. diego nos hiciste feliz no te metas te vamos a putier tanto cara de ver…. sos la peor mugre que hay como persona chauuuuuuuu un bostero de alma diego drogadicto jajaja mira cuando lo veamos a messi volando jajaja…chau suerte

  29. Citibank dice:

    Sos loco “huau” esas palabras tan duras

  30. Vale la pena!! dice:

    a ver huau se ve que sos un chiquilin que recien esta empezando a transitar el camino de la vida, y algo que tenes que aprender es a no tener prejuicios querido!! Primero que una persona sea adicta no significa que el resto del entorno lo sea……por ejemplo en tu grupito de amigos tenes algun amigo q se pone en pedo todos los fines de semana? o otro q se fume algun porrito? o quizas a alguno que le gusta la pi**? con tu criterio tonces en tu grupito incluyendote VOS son todos borrachos, faloperos y putos….no hermano cada uno es como puede y quiere ser……..porque Maradona haya sido o sea adicto no significa que messi lo sea……es solo un tiron de orejas amigo…..no repita como loro……PIENSE que hasta ahora es gratis!!!!

  31. Soy Colonizador dice:

    Jeje Vale la pena!! estemos en paz. A propósito de lo que acabo de leer dejo otra cita del maestro para reflexionar:

    “¡Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio.”

  32. Soy Colonizador dice:

    Citibank no es que no me guste lo que puso Vale la pena!!! me pareció que era más sencillo pegar el link al texto que ponerlo todo en el blog. Aca les dejo el link a ese texto narrado por Alejandro Apo:

    http://www.megaupload.com/?d=0150J6LQ

    Que lo disfruten.-

    PD: llorar también es de hombre

  33. Citibank dice:

    Bueno soy colonizador tampoco te pongas tan estricto che

  34. Lalito dice:

    Lamentablemente se repite la historia,observemos los escitos iniciales,y lo que mas jode es ver la sobervia,(Similar a la presidente),con que el hoy tecnico de la seleccion encara la situacion.Ademas de sobervio,pedante,arrogante y mal educado,para quienes tuvimos la oportunidad de escucharlo ayer despues del decepcionante partido ante Paraguay.Por supuesto que su razonamiento lo lleva a creer que la culpa la tiene el periodismo.Si para el es un juego y nada mas,esta ganando mucho dinero por ello.Les debe al menos una disculpa a aquellos que muchas veces dejaron de comer para ir a alentar.El Argentino ama el futbol y su seleccion,por mucho menos otros tecnicos renunciaron,es lo que menos tiene que hacer este mal educado.Lamentablemente el futbol argentino tiene al parecer un sequito de atorrantes incapaces,que hacen pingues negocios y lo que menos les importa es lo que le dan al publico.En todo juego esta la alegria del que gana y la tristeza del que pierde,pero cuando se lo hace con dignidad y respeto por el pojimo,no interesa el resultado.En este caso,hasta parecen burlarse de quiene con admiracion esperamos un buen desempeño,nada mas que eso.Lo mostrado por la seleccion de Maradona es vergonzoso,es como tener una orquesta sinfonica con los mejores musicos del mundo tocando cumbia y mal.Que bronca tengo,y la re p…… que los re p…….

  35. realista dice:

    jugadores como el diego no va a hab jamás…pero como D.T.no sirve…

  36. Lalito dice:

    Solo demostro ser un muy buen jugador de futbol y nada mas,como persona sigue igual que siempre y como tecnico de lo peor.Mientras en Bs.As. se estaba tratando como va a encarar nuestra seleccion los proximos compromisos,cruciales para la clasificacion al mundial que se viene,nuestro benemerito estaba en Europa,disfrutando en un hotel de maxima categoria como que hubiese ya ganado el campeonato,encima dando verguenza,pues en Italia,poco menos que le arrancaron unos aros de su oreja,con un costo elevadisimo en euros,para cobrarse una deuda impositiva de larga data.Ese es el seleccionador Argentino,digno representante.Me lo imagino,Argentina potencia,sentado en la casa de gobierno,toscano en boca,y dando ordenes en lugar de Obhama.Ahi si que solo Dios ampare al planeta.

  37. Lalito dice:

    Como sigo caliente con lo expuesto en la cancha por nuestra seleccion,y haciendo respozable a este cretino que tenemos de tecnico,al que habria que echar a patadas,es que vuelvo a escribir en este espacio.Ayer se le gano a Gana,un seleccionado que ademas de casi no conocer el futbol,jugo con un equipo suplente en tercer lugar,creo que si hubiesen jugado los integrantes de Central Larroque,haciendo un seleccionado con Sportivo,habriamos visto un mejor partido.Encima tuvimos que aguantar que este piojoso se fuera despreciando a los periodistas,porque segun el son los responzables de la mala actuacion de su seleccion.Maradona,que felicidad si te vas a la mierda fuera de nuestro pais.Nos tenes re podridos a los que tenemos una pendejesima de sentido comun.

  38. Tengamos Memoria dice:

    .” Me hizo Nacionalista, querer mi bandera.”, no habia leido detenidamente el post, pero esta frase me dejó helado, por un pedorro campeonato de futbol hubo algún boludo que se hizo mas nacionalistas y quiso mas su bandera, que pendejada por dios, digno del pueblo que tenemos que le importa más un partido de futbol de mierda que lo que le pasa el pais. sigamos que vamos bien para el horno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

#costOfWarTotal { text-align: center; width: 270px; font-weight: bold; } #costOfWarTotal_Total { font-size: 1.3em; font-weight: bold; color: #990000; } #costOfWarTotal_Link { font-size: .7em; }
octubre 2008
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

A %d blogueros les gusta esto: